top of page
Buscar
  • Foto del escritorYared Dominguez

Acabo de leer Alicia...

Actualizado: 19 nov 2020

Es un libro diferente, en todos los sentidos


Es la historia de una niña muy inteligente, culta y con modales, a un mundo donde nada de lo que ella aprendió le sirve ahí. Las reglas son distintas. Lo que come la hace más grande o más pequeña; casi se ahoga en sus propias lágrimas; un ratón le cuenta su experiencia con un perro, y se la cuenta en forma de poema. Exacto, eso mismo pensaba Alicia, y con las mismas caras. Tú mismo llegas a sentirte Alicia.


¿Cuándo alguien cocina algo y nos da a probarlo, cuando nos muestran una pintura, un dibujo? ¿No entramos al País de las Maravillas cuando conocemos a alguien?

No sé si fue mi percepción, si ya lo leíste comenta si lo fue o no, pero el clímax se da al final del libro. Y, aun así, el libro fue emocionante. Una amiga me comentó que la descripción de los paisajes y personajes fue lo que la atrapó. No podría estar más de acuerdo. Aunque es corto, se desarrolla de manera excelente la historia. Adoptas el papel de Alicia muy rápido.


Lo "normal" en Alicia


Algo que me dejó intrigado fue que Alicia era la rara en el País de las Maravillas, cuando “aquí” ella sería una niña normal. Nadie entendía los actos, preguntas y comentarios que hace Alicia. Ella quiere volver a su estado normal, pero nadie puede ayudarla porque nadie sabe a qué se refiere. ¡Qué locura! Llega a tal punto el cuento, que poco a poco te vas acostumbrando a las “rarezas” que ocurren, al igual que Alicia. El más “normal” es el gato. No hay ser en este mundo más raro que el gato. Y que el gato sea el más “normal”, es señal que ahí hay algo diferente.


"El hacer una canción, un libro, una pintura es de lo más normal, como si vivieran en un País de las Maravillas".

A cada rato se cuestiona “lo normal”. Y recordé a los grandes de la historia; aquellos que han cambiado el mundo con sus acciones o con sus obras: Mary Shelley, Víctor Hugo, Nietzsche, Jane Austen, Einstein, Lennon. Todos ellos, parecían vivir en otro mundo. Creo que si les preguntáramos cómo hicieron lo que hicieron, qué pasaba por sus cabezas, responderían en un estilo griego: las musas. Hay algo dentro de ellos que les hace crear. Para ellos, todo parece normal. El hacer una canción, un libro, una pintura es de lo más normal, como si vivieran en un País de las Maravillas.


Alicia es inteligente en su mundo, pero muy torpe en las Maravillas. Así me sentiría si estuviera un día en el País de los Genios. Creo que no es necesario conocer a alguien famoso para sentirte así. ¿Acaso no entramos al País de las Maravillas cuando leemos un libro, escuchamos una canción, vemos una película? ¿Cuándo alguien cocina algo y nos da a probarlo, cuando nos muestran una pintura, un dibujo? ¿No entramos al País de las Maravillas cuando conocemos a alguien?


Quisiera expresar más acerca de Alicia, y lo haré cuando las palabras lleguen a mí. Regresaré, junto con Alicia, al País de las Maravillas. Espero que el shock al contemplar ese mundo sea menos, y mi capacidad de comprenderlo

sea mejor.








0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page